A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











domingo, 25 de enero de 2009

De los intercambios de textos que hacemos entre amigos escritores, ayer recibí este poema de Alberto que me pareció excelente, cuando le pedí la autorización para publicarlo aquí, en el blog, me respondió: "Hacé lo que más te guste, ya no es mío más que en el acto de haberlo hecho. Tampoco es de Bruno que a veces mira de un modo como si supiera (y esa es la mirada de mi deseo), y los que tienen derecho a reclamarlo están ocupados gambeteando bombas, misiles, picanas y crematorios. un abrazo" Paseo con mi nieto Bruno de la mano por el mundo maravilloso caminamos el parque oliendo el pasto fresco jugamos a la pelota y reímos abrazados el caballo de la calesita también ríe Bruno come un helado desde sus dos años mira y corre a las palomas y caminamos juntos y a nuestro lado hay un chico palestino caminamos con Bruno y reímos y comemos una barrita de cereal y a nuestro lado está desnuda por el pavimento la niña vietnamita foto premio pulitzer la niña vietnamita Bruno muerde la oblea de chocolate caminamos con Bruno y reímos y nos abrazamos y al lado tras la reja desde la propia ceniza está el niño judío de Treblinka reímos con Bruno bajo la sombra del timbó la sombra que dibujan los mecanismos de la luz el mismo juego de brillos y contrastes de la bella flor de las bombas de fósforo bajo los mismos mecanismos de la luz y la sombra que abrazan las masacres africanas Bruno ahora sube a su triciclo bebe agua fresca y lo miro atento al cruzar la calle a nuestro lado no sube ni baja ni bebe ni cruza están el niño de Kabul y la niña Iraquí el niño Afgano no come su barra de cereal bajo la sombra del timbó está aquí en un día de agosto el niño de Hiroshima no corre a las palomas en la tarde calurosa aquí está en la ESMA en vientre de su mamá todavía duermen sin final ya los niños de Biafra y los niños de Gaza sin descanso también Bruno duerme ahora bajo mi mejor mirada luce su cansancio feliz en la boca entreabierta y cuando sentado se opaca en un breve sobresalto miramos juntos la sombra que dejó su sueño acaso Bruno ya sepa el mundo al que viene este mundo de sombras y de lucecitas de colores junto a todos los humanos con el mismo ADN un poco sordos a la tristeza a la vergüenza genética y al asco por la especie. Alberto Boco poeta argentino contemporáneo ______________________________________

7 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Acá, Adrián, es casi la una de la madrugada. Me voy al sobre, pero me voy con el deber cumplido de haber hecho mi entrada, y con la satisfacción de llevarme música y ternura dentro del corazón, para que me acunen mis sueños.

beatriz dijo...

Hermoso poema, gracias!

Adrian Dorado dijo...

A los recurrentes lectores del blog, les agradezco por la consecuente visita y me alegr que lo expuesto enternezca nuestros corazones. En mi nombre y el de Alberto Boco gracias por la lectura.

Anónimo dijo...

Felicitaciones al abuelo poeta, esa sensibilidad que tiene seguramente resonará en su nieto haciendo de él un hombre solidario.

Pocha de Saavedra

Anónimo dijo...

Buen "puema" me iustó.

JPC

beatriz dijo...

Es un placer!

Cosmunicando dijo...

mui bello el poema de Alberto Boco, maravilloso.