A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











lunes, 19 de enero de 2009

MACEDONIO FERNANDEZ

MAGESTAD
Nada es más alta majestad y poesía mas sensitiva que vivir sin ilusión para la ilusión de la vida de los demás. Estas maravillosas matronas en cuya comparación las mas vistosas y bulliciosas figuras de la Historia son pobres aturdidos seres del egoísmo ostentoso o intruso, han juzgado la vida, muy temprano, como insignificante para la felicidad; para ellas la vida no tiene promesas y con gallardía preciosa de sentimiento la viven para que otros no la sufran, para disminuir el dolor extraño.
Amelia, fue usted así: encantamiento de las vidas, y ajena a la propia existencia, una Presentación de la Belleza de Simpatía, que volveremos a tener para nuestra contemplación y compañía.
Lo menos que tiene la ocultación que llamamos "muerte" es la supresión de la visibilidad personal; lo mas que tiene es el silencio de Noticias del sentir de la persona ocultada, el imposible de saber y socorrer su dolor actual, o de compartir la felicidad actual de la figura ocultada.
Lo que no tiene la muerte es: muerte, la Cesación imposible de una Sensibilidad personal: Amelia siente y recuerda, desea y teme, piensa e imagina, y sobre todo, ama insesantemente a los que inmensamente amaba ayer.
La muerte solo es un vivir de ausente y sin noticias, con plena memoria y pleno ser, es la ausencia Mayor pero ninguna Conclusión.
Y aún creo que la persona misma volvería, la presencia física, la figura visible y tangible que ningún valor tiene en sí y es lo que hemos perdido en ella, que solo vale- aunque es inmenso- porque nos hace conocer, instante por instante, el sentir actual de una sensibilidad que existió siempre, que nunca estuvo secuestrada en ese cuerpo aunque por su medio se manifestó; aún creo que quienes la aman más que a sí mismos, más que lo que le temen al Dolor y quieren la Dicha, la encontrarán y reconocerán una vez, y aún aquí mismo la verán y escucharán, solo ellos, en algún instante supremo de emancipación del presente que los envuelva.
Metafísica(1935)
_________________________________________________

2 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Hondo tema para un lunes, de cansancio, sueño y alguna puñaladita en el alma.
Te describo: el alcor de Segovia parece iluminado por una llama de oro frío casi blanco. Las nubes son de un negro espeso. El viento arrecia... Parece la luz la de un cuadro de Millet, si no me equivoco. Y dentro de mí, resonando, las palabras de Macedonio, la muerte es el silencio de noticias de quien desaparece... En este instante, lo juro, de la torre de una iglesia broa el arcoiris... Palabra, palabra de honor

Adrian Dorado dijo...

Me mandaste la foto...una sorpresa, sale el arco iris de la torre. no lo publico para no cargar tanto la página pero que bueno!.
Doy fé