A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











sábado, 24 de enero de 2009

La colonoscopia musical Respuestas a una amiga que, amorosamente curiosa, me acompañó, mails mediante, con su aliento en el mal trago de la videocolonoscopía. A Hieronimus Bosch 1er – Mail – “La poción del druida Barex” Movimiento: Obertura – andante velocemente - -Le comento que soy de los que creen que el hombre, al final y como dijo no sé quien, es un animal que se acostumbra a todo. Alertado por la esperpéntica ingesta del multiplástico Barex (su composición real es polietilengliecol o sea polietileno + gliecol) y siguiendo los consejos del dicho respecto de los malos tragos, decidí hacerlo, cuanto mas rápido mejor, muniéndome de un soberano vaso como de 350 cm3. de capacidad. Medida límite que toleraba la tragada que probé de un solo saque. Presto y cuasi ducho en estas lides, cada 15 minutos, como rezaba en el prospecto, me embuché los obligatorios 4 litros del brebaje purgante. Los que, por el disfraz de indiferencia con que me revestí para no odiarlos, se me fueron pasando...no diré que con algarabía, pero si con una dosis de tolerancia mayor que en la primera experiencia, allá lejos y hace tiempo. Así que, permítame, querida mía, desafirmar su valoración de valentía y coraje. Virtudes que no poseo y me encantaría que brillaran en la panoplia de mis pertenencias, mas debo admitir a consecuencia del efecto: ¡ Soy un verdadero cagón (1), amiga mía! Sé que una imagen de superhombría estimula la atracción de una fémina amante. Pero me juré no mentirle nunca: fuí un puro retorcijón en incontinente soltura. Aguanté las contracciones, me mordí los labios, me torcí la lengua, me agarré desesperadamente del toallero...pero fue demasiado tarde y la resistencia inútil. Tzunamis, mi amiga... tzunamis de desprovisión. Compulsivas expropiaciones. Humillantes contorsiones, desgarradores saqueos, terremotos, temblores, sulfuraciones ...en fin. Por eso... la valentía esta vez me quedó grande... demasiado grande. Dormir, he dormido bien y sin sueños violatorios ni vejámenes que se parezcan; así que ya vé que, el indomable de mi inconsciente, a la intrevención, se la anda tomando en “solfa” (2) . Esperemos que continúe con el predecible “mi rre dó si lá” de la escalita musical y, usándola con armonía, me haga cantar un valsesito como epílogo de un día tan particular. Recibiré todas las onditas, mimos y calideces que quiera enviarme. Bienvenidas para paliar el ardor que me dejó la experiencia. Procuraré, ya que se toman la molestia de andar por allí abajo, un recambio esfintéreo o en su defecto, y de regalo, varios pomos de la bendita xilocaína. Bueno, mi amiga, haciéndole notar la altura con que he expresado la vivencia escatológica, le ruego que diagnostique la copromanía para el lado de los nosocomiantes. Yo, si me he internado en esas espesuras ha sido compulsado por sus requerimientos y las acuciantes circunstancias, las que, como es más que obvio no he deseado en momento alguno. Nuevamente reciba mi reconocimiento por todo el cariño y el sostén que ha hecho de mi inestable psiquismo. Gracias a Ud. llego al cuchillo con un tembleque menor. La beso, hoy menos pícaramente. Perdí el erotismo y no sé porqué. Espero que sea pasajero. Quedo suyo Menganito PD: Dopo (3), a mi regreso comeré sólido, estoy desde ayer a la mañana sin algo duro en el estrugamú (4). Cuando comience la nocturnancia le escribo para informarle mi estado de salud. 2do. Mail - “ Al retorno del destripaje” – Movimiento: Finale - molto vivacce - -¿Qué, cómo me fue? Irme lo que se dice irme, me fuí ayer.... por el inodoro y hasta el Rio de la Plata, supongo... ya bien explicitado quedó, mi querida amiga. Hoy resultó...variadito, digamos. Un poco ansioseado estaba, no le voy a negar. Pero, langa (5) recio que no muestra, me acosté en la camilla como en la reposera playera, las manos en la nuca, los codos hacia afuera triangulando un isósceles demasiado exagerado para la ocasión. Me dí cuenta, inmediatamente, cuando en lugar de un refrescante daikiri (6) me ofrecieron paladear un suerito endovenoso. Cambié urgente de posición y acomodé el garguero para no soltar el ¡Ay! que acompañaba al puto pinchazo que, la enfermera, le propinaba a mi aterrado brazo. Y me puso la vía nomás. La vía de trocha ancha que va de Constitución a Ensenada (7). -Así que... dos infartos, tres by pass, una rama tapada, colesterol, la hipertrofia del ventrículo... ¡Ajá!...anda anticoagulado, hipertenso, arrítmico, con sobrepeso... ...hummmmmmm...muy bien!...muy bien! - Tranquilito...quédese tranquilito, mi amigo, que todo va a salir muy bien! – Dijo el tordo (8) mientras miraba de reojo al anestesista que, con gestos de culebra hemorroidada, sonreía gozosamente. El hilo de baba que ví que le colgaba de la boca no puedo garantizar que fuera realidad o hijo de los vaivenes del mambo, anestesia mediante, en el umbral de mi inconsciente. Desperté inflado como el Graf Speed (9) antes de la hectombe. ¡Me airearon por el traste como para volar a la luna! Diga que, el enfermero, canchero (10) él, me había atado a la camilla previendo mi planeo refregándome por el cielorraso de la salita que, dicho sea de paso, estaba bastante deteriorado. Vaya a saber uno si por la acumulación de los meteorismos evacuados por los pacientes a lo largo de las reiteradas colonoscopías o porque el morocho encargado de su aseo se hizo la rabona (11), justo el día de la limpieza. El especialista que reseccionó mis pertenencias era un ponja (12) con cara de seco de vientre como le corresponde a un proctólogo de ley, así que mucha explicación no dió, exceptuando que en lugar de uno fueron dos los pólipos extraídos, comentó sus escuetas mensuras y ordenó enviarlas a patología mientras se retiraba con la seriedad de quien debe presentarse a un honorable ensayo de haraquiri (13). (Ojo no confundir con el daikiri antes citado pues se trata de dos placeres bien diferentes). Eso, mi querida amiga fue, respondiéndole, el comentario que me hicieron los médicos. Ni bien marchado el tordo (14), apareció una enfermera regordeta y paragua (15) que me preguntó: - ¿Gusta pasar al baño a....evacuar los gases? - La invitación me supo a gloria y zarabanda. Y allí fuí. La caja acustica del inodoro amplificó la tropelía de registros. ¡Presentes las trompas, las tubas, los cornos! Ahora el fagot, las trompetas... timbales. Los oboes, las flautas...si hasta el agudísimo pícolo hizo también su parte! Para mejor, del baño contiguo, respondieron con salvas y jubileos. Dimitri Shostakovich de pie, a mi vera, batuta en mano y ... -¡¡Avanti!! ¡¡Avanti!! gritaba, ¡¡ Avanti con el Allegro molto vivace!! - Y yo...yo ¡¡ Feliz !! Paradojalmente, con cada vívida nota, agitaba los brazos como si fueran alitas! Y digame, sino... al final de esta entripada odisea... ¿Qué se suponía que hiciera?¿Que sufriera? ___________________________________________________ (1) Cagón: miedoso. (2) Tomarselo en solfa: en joda, en broma. (3) Dopo: después. (4) Estrugamú; estómago. (5) Langa: galán. (6) Daikiri: nombre de un cóctel. (7) Constitución y Ensenada: dos estaciones de trenes muy alejadas entre sí (8) Tordo: doctor. (9) Graf Speed: Nombre de un dirigible aleman que se incendió al aterrizar. (10) Canchero: hábil para realizar alguna cosa. Conocedor. (11) Rabona: Faltar, a hurtadillas, al colegio. (12) Ponja: Japón al revés por extendión japonés. (13) Haraquiri: suicidio japonés cortándose, con el sable, la panza. (14) Tordo: doctor. (15) Paragua: Paraguaya. Romualdo Froilan Vildoronga

4 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Buen concierto, bueno, bueno...
Están bien unas risas y sonrisas para un sábado.
Bendita ironía.

beatriz dijo...

Ay Adrián, qué horror!! qué mal la pasaste! lo siento mucho, al menos lo contás con mucha simpatía.

La semana que viene me toca a mí lo mismo, así que después de leerte tengo el ánimo como para salir corriendo en dirección opuesta al quirófano.

No estarás exagerando un poquito...?

Adrian Dorado dijo...

Los cuentos con cierta picaresca escatológica son tan válidos como los fantásticos, lo que nunca he entendido bien es porque a lo humorístico siempre se lo ha considerado menor.Como si un patético melodramático de ceja enarcada tuviera mas peso que un payaso alegre y juguetón. Muchas veces las cosas mas serias solo se pueden decir con humor mediate. Freud dixit. No es el caso de esta colonoscopía pero si lo fué con el tema del vacío en otro cuento.
No Bea, despreocupá que sabés que exagero y que uso el grotesco como un mecanismo de amplificación de los acontecimientos. Ficción mujer, pura ficción.
El trance no te digo que es llevadero como comer un helado de tus sabores preferidos pero tampoco es Gaza. Ánimo y vaya a cumplir con toda fé.Que una infladura no es reventón.

Besito

beatriz dijo...

Sos muy gracioso! :-)