A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











miércoles, 31 de diciembre de 2008

PARA MIRAR HACIA ARRIBA

A veces hay que hacerlo, antes, hacia abajo y, con genuina contrición, aprender del pasado.
Esperaba que, a la hora de subir la última imagen de este año en el blog, tuviéramos la noticia de la suspensión de los bombardeos en la franja de Gaza, pero lamentablemente parece que la escalada de sangre continuará y hay poca voluntad para la paz. Se iniciaría la fase de invasión terrestre. Más dolor, heridas, luto, muerte. No me corresponde entrar en la discusión política ni aceptar un paso en dirección a justificar lo injustificable. No existen razones, insisto, para la matanza y mucho menos a un pueblo indefenso. La cobardía de los dirigentes, de los políticos que poseen poder de decisión está a ojos vista. No son ellos los que, enfrentados cara a cara, se baten con la violencia ensangrentando, en riesgo, sus propias vidas. ¡Cobardes! Jamás ponen su cuerpo. El cuerpo lo ponen los que menos poseen y que, ni siquiera, en la mente de los agresores, significancia humana los asiste. Qué esperar de la corbardía de los dirigentes que se esconden tras acolchadas teorías y manipulados medios de comunicación exhibiendo el sadismo de sus delirios. Qué les importa el revoltijo de escombros y cadáveres si sus preocupaciones son la elección de las estrategias capaces de posicionarlos, mejor, en su derotero. La cara más repugnante de la política. Para ellos se trata de la conquista de votos o de adeptos, no cuenta la suma de muertos ni si, los inmóviles mutilados, son niños o incapacitados. ¡Qué importan! Esos no tienen voz y su existencia, está en las manos de los dioses que, cada quién, dice adorar. ¡Menudos dioses! Otro ejemplo más de la concepción de la otredad como el enemigo y su necesario aniquilamiento. Como si con esas muertes desapareciera, además, la parte de Caín del agresor y que en los muertos se proyecta. Hoy, último día del año 2008, es decir inmersos, ya, en el siglo XXI, en ese espacio de polvo arremolinado de un desierto vano, la vida es puro azar. Acre el olfato y ocre el color. Entre la negritud del humo y la horripilancia del fuego, presente lo mas hediondo de nuestra humanidad, el territorio mas cruel, la pulsión mas deleznable. Habremos de continuar insistiendo en que, hasta que el hombre no se haga cargo de sus esperpénticas pulsiones y, con amoroso trabajo, las sublime - el arte es un camino ideal para ello -, digo, mientras el hombre siga proyectando esas negritudes sobre la espalda del semejante, no habrá enaltecimiento posible para nuestra paradojal especie. El único camino para la paz que tengo visible es, inexorablemente, la intensificación a ultranza de la educación y la cultura. Sabemos, claro está, que hay diferentes calidades entre los seres humanos, lo que no logro entender es cómo, aquellos que luchamos por la elevación de todos, cedimos la oportunidad para que estas infamias acontecieran. Me cuesta soportar esta tristeza. Pero no quiero cerrar la página con la imagen del fusilamiento, así que como un deseo irresuelto y a pesar de los negros pronósticos, restauraré la pinturita de “Luz y Paz” que tanto placer me produjo hacer.
Ojalá tengamos todos un excelente 2009 pudiendo compartir, regocijados, el orgullo de vivir con amor y dignidad entre los humanos..-
¡VIVA LA VIDA!
Para ampliar cliquee sobre la imagen
_______________________________________________________________

3 comentarios:

Amando Carabias dijo...

Hoy, aunque no lo haya dicho aún, Adrián, me he desayunado con una sesuda conversación de parlanchines devenidos en sesudos politólogos de mierda. Cada frase era una justificación de la ignominia, tanto que alguno ha dicho (lo ha dicho su subconsciente, pero yo lo he entendido) que la culpa de todo lo que ocurre en Gaza es porque los de Hamás se esconden entre los civiles. Israel, dicen, hace tremendo esfuerzo por discernir objetivos, Israel, dicen, si hubiera querido ya habría realizado una masacre. Estos sesudos analistas afirman que teniendo en cuenta la superficie de Gaza, la mitad que la Isla de Menorca, y su número de habitantes, unos 2.000.000, lo raro es que no haya más cadáveres.
Pero a pesar de todo, Adrián, la luz es la sonrisa de la paz que es fruto de la justicia y ésta, como bien subrayas, sólo nacerá a medida que la cultura y la formación se universalicen. Sólo así Europa dio el paso que dio, sólo así Latinoamérica avanza, a pesar de vuestro vecino norteño. Sólo así, desaparecerán los integrismos que amenazan la libertad y la verdad (también los de Hamás, no seamos ilusos, por favor).
Espero que dentro de un año, por estas horas de este día sigamos animosos con esta labor que estrecha aún más la gota de agua en expansión que es el Atlántico.
Un abrazo.

Adrian Dorado dijo...

No creo que sirva entrar en los embrollos de los politólogos justificando lo injustificable, tanto de un lado como del otro existen fanáticos que apuestan a la muerte. No justifico la muerte de ningún ser humano.
Es cierto lo que dices y es menester apostar a la luz del ser humano sin deprimirse, seguir haciendo lo nuestro que es discriminar con cierto alerta, para que lado se dirigen tanto nuestras acciones como las de los demás.Esto no es falta de libertad sino cuidado. Alerta que el monstruo destructor pisa fuerte y aparece donde uno menos se lo espera. Y muta, según los vientos que soplen.Las atanzas de Stalin me parecen tan terribles como el genocidio armenio como los escuadrones de la muerte brasileros o lo que tome la forma del extermino.Lo que instaura una reflexión es inamovible, las genuinas convicciones, a las que se accede por el uso de del pensamiento e estado de libertad, no tienen comparación con las conquistas de la fuerza bruta. Unas obligan sometiendo las otras liberan aireando.La mejor arma de los hombres es la razón, el ejercicio del diálogo y la reflexión nos diferencia de las bestias y es de los pocos caminos para nuestro crecimiento, de nuestra dignidad.

Ojalá sí el 2010 nos encuentre un poco mejos angustiados. Son muchas cosas que nos golpean.

Un abrazo en el achicamiento de esa distancia transoceánica que a fuerza blandura vamos achicando.

Adrián

Anónimo dijo...

Adrián, me alegro que hayas subido de nuevo la pintura tan colorida. Debemos denunciar, si, pero también no perder la alegría de vivir!!
Si nó que nos queda, con que combatimos, no?

Pirucha