A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











lunes, 15 de diciembre de 2008

UN "TROMPEZON" CUALQUIERA DA EN LA VIDA

Tantas veces nos llevamos por delante los objetos, los tiempos, las relaciones, las personas, que empiezo a entender a estos tropezones como encuentros paradojales (o choques con la realidad diría un psicólogo) gracias a los cuales, aunque machucados y absortos, crecemos más de prisa. Mal que nos pese la forma, nos ubicamos, en tiempo y lugar, con más armonía en ese circunstancial cruce de la existencia. Es que sin darnos cuenta ¡Zascatrascaplúm! se enganchó la punta del pié en la exageración puntiaguda de una baldosa y nosotros, por no tener alitas, aterrizamos con el comedor en pleno, el bucodental, claro. Y así es como reflexionamos que no hay que ir tan de prisa o en tal caso ir rápido sí, pero con todos los ojos puestos en la acera. Lo que no impide que, como es muy dificil andar haciéndole fintas al destino, nos demos un buen mamporro en la capochota con la rama baja del árbol que, ni el vecino ni la municipalidad se encargaron de prolijar. Lo mismo ocurre con las relaciones humanas. Cuando uno menos se lo espera pues se armó la baldosa se San Quintín, el día D con la rama y terminan siendo un poroto comparado con la tronada y los disgustos entre los congéneres. Bueno, de epílogo algo me atrevería a afirmar: por muy paparulos que andemos, si en nuestro interior anida la buena leche, esos tropezones y hasta alguna que otra excepcional caída, siempre serán más superables, menos bochornosos y, quizás, menos culposos también. Claro que uds me dirán después de mirar la pintura digital que acabamos de prologar ¿Y qué cuernos tiene que ver como ilustración una cara resoplando, medio difusa, con un pequeñito tan sintético mas los garabatos de preescolar y un escrito infantil donde se lee ¡Huy! Coño... Pues eso mismo me pregunto yo. Y debo confesar que tampoco le he podido sacar a mi inconsciente porqué cuando terminé de pintarlo dije: - ¡Chau, esto es un verdadero "trompezón"! Es que hay tantas cosas que no entendemos y las dejamos pasar que una más no va a alterar la historia y en este caso, tiene la ventaja de darnos un tinte posmoderno si emitimos un ¡Ajáaaa! complementándolo con cara de haber comprendido el profundo sentido de la existencia humana....sobre la tierra, claro. El profundo sentido de la existencia humana allende los cielos es un capítulo que dejaremos para explicarlo en oportunidad de presentar la próxima abstracción. Y, como corresponde, invitaremos a que lo haga a nuestro especialista en teología Sw. Anand Tameer. Gracias a todos.

Para ampliar cliquee sobre la imagen

____________________________________________________________________

No hay comentarios: