A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











sábado, 4 de abril de 2009

.
TAPIZ
.......
.
Para ampliar cliquee sobre la imagen
.
.
.

7 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

ESTASIS, casi antónimo de ÉXTASIS.
En la estasis la identidad se oculta tras un epítome poco sugerente o vacío, poco menos que el texto de una lápida: un nombre, dos fechas, a veces una frase lapidaria, nunca mejor dicho.
En el éxtasis la identidad se diluye en un título que sugiere eternidad y oculta todo, hasta las fechas, el nombre y la frase improbable, pero deja un regusto de felicidad inasible.

Adrian Dorado dijo...

El texto cobra más sentido condenatorio, aún, en este contexto o sea a continuación de OTRARSE. El epítome entendido como resumen y ritornello hace a una estasis (principio trombótico)identitaria, un fragmento (tan solo) de lo todo posible.
Sí, es lapidaria, una advertencia de que puede concluir, como bien dices en epitafio, con la frase eterna estampada en la piedra, lo contrario del agua que fluye por su superficie.
Así es hermano, ese ha sido el sentido de ese entretejido y la intención de advertencia.

Anónimo dijo...

Adrian: Creo que se trata de mecanismos evolutivos, y quizás, a la memoria y recuerdo, se complementa con el discurrir, imaginar o indagar en lo posible de aquello que fue. Hay que sustituir los cementerios de cadaveres por los cementerios de obras, para que perduren en la memoria, con un marcador del grado de satisfacción resultado de la interpretación de los contenidos, y eliminar aquella cultura que hace elogio de la muerte y desprecio del conocimiento.

Adrian Dorado dijo...

Tienes razón anónimo seria una forma de transformar la estasis en éxtasis, como nos sugiere Amando.
Escribí el poema experimental como una advertencia a lo que puede ocurrir con las esclerosis con los estancamientos creativos,una advertencia para aquellos que encuentran una fórmula y la repiten hasta el hartazgo. En arte es muy común, so pretexto de un ficticio estilo (dado que éste nunca es encontrado volitivamente sino un sello surgido del trasfondo del artista)aprovechar que esa "formulita" tiene éxito y repetirlo estereotipadamente. Allí en ese eterno ritornello la muerte del arte y de la identidad del artista, ha surgido una estatua de sal,un ser sin tránsito, detenido por un trombo que obtura la fluidez.
Gracias por la participación Anónimo

Un abrazo

nina rizzi dijo...

incrível!

e há um pouco de minha identidade por aqui, por aí espalhada em tudo que me espelho e me reflete...

beatriz dijo...

Humildemente... gracias por explicarlo Adrian!

Adrian Dorado dijo...

Claro que sí Nina, con cada partícula que se nos queda en el cuerpo de lo que ha escrito otro, uno posee partes de su identidad compartida, hay espejo y reflejo.
Por nada Bea las artes entran de cualquier nanera de formas diversas, racionalmente tiene un comprensión y sensiblemente otra, si se dan las dos juntas pues...que más le podemos pedir al poema?

Besito a ambas que están rebuenas