A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











domingo, 19 de abril de 2009

.
HOKYO ZAN MAI
.
Para verla en todo su esplendor cromático cliquee sobre la imagen
.
.

6 comentarios:

Cosmunicando dijo...

que azules nos miran en este espejo ilusório!

Amando Carabias María dijo...

Pues yo, Adrián, me imagino el infinito o la vida eterna (por un sólo segundo piensa que existe, plis) de esta manera. Una inmensa explosión de colores que sólo invitan a la sonrisa tranquila, al abrazo sereno, a la efusión, a la paz, al equilibrio intenso.
No sé si mi explico.
Abrazos.

Alena.Collar dijo...

Recuerda levemente a la serie de "azules" de Miró.
Me deja este domingo que acaba paz y belleza.
Algo dificil para los tiempos que vivimos.
Un placer leerte, Adrián.

Adrian Dorado dijo...

Un placer las visitas que hasta hoy he tenido en los poetas Mercedes, Alena y Amando. Muchas gracias por vuestras visitas y los estímulos que significa para mí y para seguir a pesar de los tiempos que vivimos y algunos disgustillos, pero siempre nos queda apelar a esa paz, a la efusión y al abrazo sereno que nos sugiere el segoviano amigo.
Contar con vustras presencias es un placer.
Gracias

Marian Raméntol Serratosa dijo...

El arte es y ha sido siempre inasible, miq uerido Adrián, porque en el redide la transcendencia, iasible también pero necesariamente perceptible.

Un abracísimo.
Marian

Adrian Dorado dijo...

absolutamente de acuerdo, Marián,inasible y necesaria la trascendencia. El error sería creer que en la imagen estuviera fijada la trascendencia y hacer como los coleccionistas que la confunden con el objeto sin discriminar la inmaterialidad y fugacidad de la misma.
Gracias por la compañía.
Besasos también