A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











viernes, 20 de marzo de 2009

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
NOPREFANTE EN CALUGIA
ARBOREA
LOS RUMBOS
CO SINGANDO
Y
MITIGANTE
...

NUTRE

EL SIMPOSIO

...

PERO

TROVA LA REDILENCIA

CARQUIJONEANDO

EN SILBONANCIA

...

MAS

CANSONGUEANDO

DONOSO,

SIEMPRE AMANDO

SIEMPRE

....

¡zàn quiu Julius!

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

2 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Rumboaré en aroborescente periplaje que enjambreé el noctívago saltimbanquiador. Silbonaré la melopeancia fosforicante de los voquiblancios destorcados.

Adrian Dorado dijo...

Así sea, querido, así sea...