A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











domingo, 15 de marzo de 2009

EUTANASIA
A la memoria de J.L.Amieba
Sus gemidos se transformaron en súplicas de clemencia estrujándole el alma como un aullido desesperado. Sintió el postrer grito que obliga, al amante, a sustituir horror por decisión frente a la irreversible agonía del ser amado. Tomó la 9mm. Mientras balbuceaba su despedida, recordó las veces que, uno en el otro, sudorosos y jadeantes le agradecieron a la vida el tiempo que compartían. Tiró de la corredera. Lo inundó el olor al pasto y la belleza de su cuerpo acariciado en las últimas noches del presente estío. Apuntó a la frente y al recibir el agradecimiento de su mirada se detuvo un instante, respiró hondo y gatilló. Terminó con el sufrimiento de su yegua vieja.
SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Después de una buena vida (y no la hay mejor que ser fiel a quien bien nos quiere), lo mejor es una buena muerte.

glória dijo...

uma despedida atravessada com delicadeza. a agonia do ser amado é o clamor da necessidade de desapego, de dar ao outra a passagem digna e consentida. muito belo isso que cabei de ler, me causou lágrimas nos olhos! abraços.

Adrian Dorado dijo...

Ojalá todos tengamos la oportunidad de la compasión, que es sufrir con, el el postrer momento y si es que ello fuera necesario.Por eso hay que darlo todo en vida para llegar absolutamente vacíos, desapegados como dice Gloria.
Abrazos para ambos

Cosmunicando dijo...

volviendo de un breve viaje encuentro tan bello texto acerca de la compasión y amor. Me encantó.
besos

Adrian Dorado dijo...

M
Supe de tu viaje y tu viraje real o ficticio. Es que con los poetas nunca se sabe en que plano estamos, no poeta?
Gracias por la vueltita que te has dado por este sur irredento y por tus palabras.Son un aliento.
Beso

nina rizzi dijo...

um tiro no estômago, hm.

eu nunca percebia suas atualizações, daí os comentários pedindo tuas letras. tão burra, que nao descia a barra de rolagem e pensava ser o "modo de ocidentalização" o ultimo post. dãr.

fã demais

Adrian Dorado dijo...

BIENVENIDA NINA NINA NINA NINA.Te diré que, de cualquier manera que una hermosa payasa me pida mis letras, diciendo que me suelte y esas otras cosas tan estimulantes como que la salve, ha sido motivo para que me ponga de cabeza a hacer lo que mas pueda, así que ya ves, no hay mal que por bien no venga, Yo igual agradecido.
Besos

Anónimo dijo...

Fuerte, intenso... se puede encontrar la belleza en lo mas desgarrador??... se puede...
Mauro