A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











lunes, 23 de marzo de 2009

CONSTRUCCIONAMIENTO INTERPENETRANDO
HOY 24 DE MARZO DE 2009
EL GOLPE DE ESTADO
DEL 24 DE MARZO DE 1976
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
En algún repliegue de la negada resistencia deberá esconderse el insecto sin crisálida dado que hay un lento endurecer y un plano curvo sin sulfuración de intercambio ni remordimientos ancestrales posiblemente sea un blindex que preserve escarnio y aporreos de inteligencias desplegadas en las afueras donde la cárcel a la luz de la hecatombe cuece rojovioláceos magmas estratificando la escena mientras la justicia rocía pestilencias en las papilas cerebrales de un grupo cuantitativamente amorfo densos todos ellos como la visión de otros deshilachando las subjetivas esperanzas de rodillas ante un macho carismático ¡Praxinodermo! ¡Praxinodermo! gritan y al cabo de atemporal espera su nombre será el equinoccio alterado de tantas ignominias correlatando lo sabido en praxis de exterminos donde la sangre coagulada troca en vaho somnoliento que caduca inmediato al vencimiento de los gongs que ininterrupidos presentan el servicio de los amanueses históricos decretando quienes en numerológica designación marcharán al semiplano entre dimensiones tangentes temporalmente pero que al final con el estruendo consumatorio dividiran las partes correspondientes en la causa noble de llamar a cada cosa por su nombre o sea el limo de la personalidad se diluirá inconsistente en un acre olor ascendente formando luego una nube alcanzable al salto de una liebre con la mano desarticulada de quien pudo pero no quiso hacer lo que debía o sea la historia de tantos que con las anteojeras de su propia ideología en algún pliegue de la negada resistencia deberá esconderse el insecto sin crisálida dado que hay un lento endurecer y una nube alcanzable que caduca sin sulfuración de intercambio al vencimiento de los gongs que ininterrupidos presentan el servicio de la escena mientras la justicia rocía decretando que sea un blindex que preserve de los amanueses históricos el escarnio y aporreo de inteligencias desplegadas en las afueras donde la cárcel a la luz de la hecatombe cuece rojovioláceos magmas como la visión de otros deshilachando las subjetivas esperanzas de rodillas ante un macho carismático quienes en praxis de atemporal espera gritan ¡Praxinodermo! ¡Praxinodermo! y al cabo de una nube alcanzable su nombre será el equinoccio estratificando la escena de tantas pestilencias en la justicia que rocía su nombre en las papilas cerebrales de la causa noble y atemporal que espera de un grupo ascendente formando a posteriori con quienes tantas ignominias desarticulada con el olor al salto de una liebre se diluirá inconsistente en un acre cuantitativamente amorfo que caduca estratificando el equinoccio en las papilas donde la sangre de la personalidad será la justicia de un grupo alterado en vaho atemporal de un lento endurecer del insecto sin subjetivas esperanzas en la negada resistencia de llamar crisálida a cada cosa por la luz de la praxis o sea que con el limo se diluirá inconsistente en tantas ignominias correlatando lo sabido en la sangre que quiso hacer en vaho somnoliento con un olor acre ascendente de todos ellos sin remordimientos formando una nube alcanzable porque no quiso con las anteojeras de su propia mano de quien será la historia con su nombre por que gritan a través de su propia sangre ¡Praxinodermo! ¡Praxinodermo! y una nube en el equinoccio estratificando las papilas cerebrales de un grupo alterado correlatando exterminos donde la mano desarticulada de ideología rocía su nombre mientras somnoliento caduca en la causa noble de llamar ¡Praxinodermo! ¡Praxinodermo! quien sin remordimientos ancestrales entre dimensiones tangentes donde la cárcel de su propia sangre por su nombre correspondiente a cada cosa que en numerológica designación marcharán sin sulfuración al semiplano de la propia mano o sea la historia alcanzable que espera con el limo se diluirá un blindex que preserve alcanzable porque no quiso el insecto sin crisálida en algún repliegue de la negada resistencia.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

11 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Y así hasta el infinito, todos a coro: ¡Praxinodermo! ¡Praxinodermo!. Nuestras miradas imbéciles embelesadas por el sonido de palabras incolumes e inexplicables, lanzas que se clavan en el cerebelo pero que no cruzan el córtex. Y así hasta el infinito, todos a coro: ¡Praxinodermo! ¡Praxinodermo!. Nuestras miradas imbéciles embelesadas por el sonido de palabras incolumes e inexplicables, lanzas que se clavan en el cerebelo pero que no cruzan el córtex...

PD: HE LEÍDO EL TEXTO CON MÚSICA GREGORIANA DE FONDO: ALUCINANTE, ADRIÁN

Adrian Dorado dijo...

Gracias Amando, pero lo único que se repite hasta el infnito son las
mismas palabras pero después del verso 22 se entretejen algunas frases y vocablos en distinto orden,como un collage las "deconstruyo" alterando el sentido y dándole otros significados, la intención era ir cargándolo con mayor intensidad a medida que transcurría su lectura. En ese sentido también sería mnimalista en tanto hay una estructura que se repite con variaciones a todo lo largo del poema.
Bueno, no importa tanto el constructimento como su contenido, y es lo que siento hoy dia de todo ese paquete emocional que cuesta reignificar sin dolor. Con este poema he hecho una frnaca catarsis.

Un abrazo, seguramente con música de fondo debe ir muy bien sobretodo con cantos gregorianos que trabajan con la repetición, claro, seguro...probaré.Probaré.

Anónimo dijo...

Para ser sincera admiro tu dominio, para con palabras, tan poco usuales para mi, se ve que me falta una vuelta de tuerca ....o tal ves, lo que me falte, es una parte de la historia que vivì siendo parte de esa masa amorfa que mencionas, que tristeza no haber tenido conciencia!....me toca la culpa de haber estado distraìda vaya a saber con que estado del ego.
Aun asì percibo en tu manifiesto, un rezo catàrtico...algo parecido a un mantra, en donde las palabras juegan aun mas allà del significado, resignificandose en parrafos posteriores
Los encuentros no son casuales.....me da gusto haberte conocido!

Anónimo dijo...

Ayer Graciela Daleo dió una charla en la escuela... en esa escuela tecnica de la ciudad (Raggio)pegadita a la EX ESMA... allí yo me escondia detrás de un pabellón de aulas que quedaba frente al casino de los oficiales, reja por medio... teniamos 15, 16, 17 años, nos escondiamos allí para fumar, vimos un dia de marzo del 76 como se cerraron las ventanas, se colocaron lonas que impedian ver... quien sabia entonces que... nosotros no.... descuidados e inconcientes reiamos escndidos, eramos 7 u 8 que pasamos allí la secundaria detras de esas paredes escondidos en aquel lugar para hacer lo prohibido... fumar y escapar de la hora de mas aburrida de matematicas o historia...Yo egresé en el 78. Ayer Dalesio lo dijo: "estabamos allí siendo torturados, la risa de los pibes, el ruido de las escuela, sus voces, el timbre, nos parecia increible en medio del horror... era tambien una esperanza de vida, esas risas tambien nos traian vida de algo que no terminabamos de entender..." (este fue el único centro clandestino pegado a una escuela) yo habia escuchado estas historias... llore... lloré mucho cuando pensé que era mi risa, mis voces y las de mis amigos aquella referencia a la vida, en medio del dolor. Sabia de esta historia, ayer nos encontramos, Dalesio conoció a una de esas voces, yo conopcí a una sobreviviente, nos abrazamos... lloré... lloramos...
Mauro Nizzero

Adrian Dorado dijo...

Mauro Querido, esto que hacemos es pecisamente lo que hay que hacer, recordar, encontrarnos y decir llorara juntos hasta que se restañen las heridas y contarles a las generaciones venideras todo esto que pasó, para que no se repita ¡Nunca más!

Un abrazo...como siempre, querido amigo.

Amando Carabias María dijo...

Desde el otro lado de la gota en expansión, Mauro. Esta tarde le escribí a Adrián que me impresionó la lectura de un libro firmado por Sabato en que entre otras cosas relataba cantidad de torturas en la ESMA. A mí me estremeció hace años. Cuando leí este libro era verano aquí, hacía un calor duro y pesado, y yo acababa helado.
En la distancia, Mauro, un abrazo. Sé que soy muy soñador, pero quizá vuestras risas adolescentes aliviaron alguna herida.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias Adrian... Gracias Amando Carabias, al leer lo que escribiste sobre el 24 necesité contar lo que pasó esa tarde... gracias por escuchar de alguna manera... Graciela agradeció esas palabras, encontrar la voz del otro lado de ese momento no debe ser poco... para mi, encontrar que nuestras voces eran un espacio fuera del dolor no es poco.... otro abrazo.
Mauro

beatriz dijo...

Que fuerte el testimonio de Mauro, y cuanto significado!

fernando cisco zappa dijo...

putz cara!
seu texto tem liberdade
tem uma força sábia
para expressar a dor
o amor pelos que foram
os que ficaram
e os que virão

não há nada que justifique
nem teoria hegeliana da compensação
as brutalidades que os humanos
são capazes de cometer
em função do domínio
do controle
enfim: do poder

embora possa
adrian
parecer uma coisa menor
mas tem um fato
ocorrido no ano de 1982
dentre tantos e tantos outros
dentre tantas e tantas mortes
e silenciamentos
que retrata bem
essas mesmas mortes
e silenciamentos
o currículo vigente
naquele ano
estipulava só e tão somente
13 letras para o aprendizado
em todo o primeiro ano...


abraços fortes!

Adrian Dorado dijo...

Gracias Cisco por tus comentarios y es cierto hay cosas que no se pueden creer.
¿Cuando nos dejarán en paz, en Latinoamérica, cecer y disfrutar la vida sin tener que pasar por todas esta ignominia?

Un abrazo

Adrian Dorado dijo...

Gracias Bea por seguir leyendo La Zona...

Besito