A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











jueves, 22 de septiembre de 2011

Frederick Nietszche

3 comentarios:

Isolda dijo...

Ya sabes que a veces no tengo palabras para decirte, literalmente. Pero siempre paso para dejar mis b e s o s, querido.

Flamenco Rojo dijo...

El bailarín cósmico...Sugerente.

Un abrazo amigo.

francisco gomez dijo...

Como siempre Adrián tus propuestas son vanguardistas y hacen pensar, en un mundo que no piensa nada más que en el puto mercado financiero y la madre que lo pario. Viva la inteligencia, las ganas de crear y de buscar nuevas vías de creación que hacen que los seres humanos avancemos en el camino de encontrar la felicidad, donde estén los placeres de ver un amanecer, el de ver reflejado en un lienzo un pensamiento compartido, el murmullo del rio al bajar por las laderas de las montañas que se quiten los paraíso artificiales del consumismo sin sentido que hacen infelices al ser humano. Este pasado verano en Galicia paseando solo por el monte, me senté a la sombra de un castaño plantado por mi bisabuelo y durante un buen rato sentí el murmullo de los pájaros, el sonido del agua que brotaba de una fuente y el ruido de las ramas del árbol azotadas por el viento, durante un instante me sentí una pequeña parte de la naturaleza y comprobé que no somos nada y que nunca seremos nada si no respetamos y cuidamos la naturaleza
Saludos Paco