A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











jueves, 14 de julio de 2011

IN VINO VERITAS

- Técnicas mixtas, caña, alambre, hilos teñidos con vino y papel sobre tela plástica ("media sombra") estucada-
1 x 1 mts.
 2011

Obra realizada cumpliendo con la invitación que me hiciera el MUMBAT - Museo de Bellas Artes de Tandil - para integrar la exposición de artistas trabajando con vino como materia pictórica.
La muestra se realiza en oportunidad de una degustación organizada por bodegueros argentinos.


El matrimonio del arte con el vino me parece excelente en todas sus posibilidades.
De más está decir que me fue imposible realizar el trabajo sin su compañía, solo que el brebaje que ingerí era de mucho mejor calidad que el usado en la pintura que, dicho sea de paso debí hacer (con él) tinturas por concentración a partir de fuego. En una de ellas me olvidé que estaba hirviendo y concluyó en un carbón cristalizado (supongo que sería el azúcar pues era verdaderamente pringoso) que luego molí y disolví en alcohol y agua logrando, así, los tonos mas negruzcos del trabajo. 











7 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Resulta que he escuchado en la radio esta tarde que se están planteando hacer el vino sin alcohol. Y van en serio. Aquí con tantos vinos tan exceslentes, al menos tres denominaciones de origen... El mundo está definitivamente loco.
In vino veritas, siempre.

Amando Carabias María dijo...

Después del mail que enviaste el otro día, no tengo otro donde escribirte...

Adrian Dorado dijo...

Si hombre, por dios, vino sin alcohol? es como huevos sin yema, joder con los genios... y la gracia?
Es que hay cada híbrido mental!!!

dorado.adrian@gmail.com

adriandorado23@hotmail.com

allí lbre de virusesssssss-
Abrazo Amando.
Luego te escribo por dentro

Isolda dijo...

Reconoce que el post anterior salió de éste (lo descubrí y no es un nuevo hijo, jaja)
Lo que hace el vino, querido.
Besos transatlánticos.

Adrian Dorado dijo...

Lo...hic! hic! loooo reconoooozco Isolda, loooo reconozzco!...Hic!

Adrian Dorado dijo...

Es un hijo llamado Fragmento Odetalle

Isolda dijo...

Jajaja! Muy bueno. Beso grande.