A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











martes, 6 de abril de 2010

¿PIOLAS O PEREJILES?

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
Para leer click sobre el texto
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

6 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Como sueles, pones el dedo en la llaga. Y esto que digo no obsta para mis manifestaciones, también públicas, sobre la cuestión romántica de mantener el objeto libro con su textura, olor, forma, etcétera entre las manos, y es que materia somos...
Pero dicho esto, tal como enfocas la cuestión digamos que estoy de acuerdo en las dos ideas básicas que desarrollas:
La existencia del libro electrónico no es sinónimo del final del libro de papel.
Tanta campaña contra los libros cibernéticos, quizá tenga que ver con la cuestión monetaria.

Ahora bien, tampoco soy muy optimista al respecto. Supongo que no tardarán mucho en darse cuenta de que otro negocio se les abre.
Y no me extrañaría, lo más mínimo, aunque quizá no suceda, que los mimos grupos editoriales cuya única pretensión es vender cosas en forma de libro, también se hagan con este mercado. Al tiempo.

Otra cosa, los editores que se dedican a hacer hermosos libros habría que protegerlos como se portege a las especies en peligro de extinción.

Cecilia dijo...

mi entender, este tipo de antinomias funcionan al dedillo en sociedades poco adultas como la nuestra. Todavìa sigue "pegando" el "Civilizaciòn o Barbarie" y no me refiero al libro precisamente.
Un abrazo.

Flamenco Rojo dijo...

Un libro es un amor a primera vista…y después viene la verdadera relación en profundidad, abrir las tapas, leer los datos de edición y enfrentarse, con toda la inocencia del mundo, al misterio de la escritura. Las tecnologías no deberían romper la relación física que hay entre el ser humano y los objetos.

Un abrazo.

Adrian Dorado dijo...

¡Jo! Qué urticante resulto!!
Digo por lo del dedo en la llaga...pero me place.
Comparto contigo, Amando , el pesimismo al respecto de que los intereses comerciales de los fenicios hacen que hoy organicen campañas contra los e-books y mañana cuando vean la pasta que se pierden, sean los primeros en sostener lo contrario. Si es que a estas alturas no están jugando,ya, a todas las puntas.

También coincido respecto de los hacedores de libros bellos,a los que deberíamos proteger y estimular. Al fin de cuentas de lo que hablamos y disfrutamos es de "aquellos" libros que cada vez escasean más...y resultan carísimos.
Cuando lo que nos ofrecen a precio accesible, aunque caro, la opción digital es preferible... total, para la porquería de objeto que nos ponen en las manos pues, personalmente, opto por "bajarlo" de internet. Y allí está la cosa:
El libro que morirá es el de papel ordinario, pegado, que al menor manipulado se desarma, ese de tapas finas, mal impreso, sin diseño ni calidad alguna que, la mayoría de las editoriales nos venden a precios verdaderamente elevados.

Cecilia creo que la cuestión excede nuestras fronteras y, si bien yo debería haber incluido esa antinomia de "Civilización o barbarie" tan argentina, el fenómeno o mecanismo psicológico de dejarnos penetrar por manipulaciones es universal y está apoyado en varias patas, entre las que se cuenta la publicidad que hecha mano de expertos en comerles el coco a la gente, pero fundamentalmente se trata de un tema ideológico dado que estos padecimientos los tenemos los occidentales bajo ls regímenes neoliberales capitalistas. AHHHH el mercado!!!!

Pepe coincido contigo en que nada debería interponerse entre el hombre y sus amores, el libro como objeto sólo es un instrumento, luego como cosa objetual, también se halla el ordenador, al que bien podría amarse con la misma intensidad. Yo lo hago, a sabiendas que, en este terreno, la poligamia no está tan mal vista. Aprovechemos y seamos floridos amantes sin pedirle a cada amor que se parezca al otro.
Atrevámonos con rubias, morenas, pelirrojas...igual son todas peli...grosas!

PD: De cualquier manera reconozcamos que nos estamos comunicando gracias a estas "nuevas tecnologías" que, lo suyo tienen... eso sí olor a tinta de impresión, pues, no.

Un abrazo, andalú

Adrian Dorado dijo...

ACLARACION

Para evitar malos entendidos: en el texto del post digo que no comparo al "libro" con la computadora y luego en estos comentarios confieso que, en algunos casos, dado el precio y la calidad, prefiero bajarlos o leerlos en internet.
Cuando hablo de "libros" me refiero a aquellos "soportes" que conservan las características de antaño, de un objeto casi artesanal (cuando menos) y que se autoportan, tienen diseño, están cosidos...en fin, son dignos de atesorar, oler, coleccionar y recorrer palmo a palmo.
Ahora la calidad de los mismos ha bajado muchísimo y los hay que terminan siendo un acumule de hojas que se despegan y un papel que más se asemeja al de diario cuando no al higiénico más gris y barato.
Lo mismo ocurre con el cine, he sido víctima de la estafa de proyectar del DVD con un cañón sobre la pantalla. De una calidad tan espantosa, tan alejada de la fidelidad del celuloide que, claro, para ver todo borroneado y pixelado en tamaño baño, pues prefiero bajarlas de la web y verlas en el formato y tamaño del monitor. Ni que decirte si se tiene uno de LCD.
O sea que al "libro" cuando tal, igual que al "cine", sino pues a la computadora que es un soporte sustitutivo válido y barato.

Y sino porqué tanta pelea con la piratería?

la stessa ma altra dijo...

coincido con Usted Dorado, a fulll... los pianos siguen su hermosa ruta, de la misma manera y sin sponsors... hermoso el aspecto de su blog, hermoso...
ahora, la palabra clave es "litesit" : luz pa'lasilla? sillailuminada? sentate y leé literatura? asientopa'leerliteratura?