A MODO DE UNA OCCIDENTALIZADA ORIENTACIÓN

Mixturando, eclécticamente, algunos preceptos extraídos de la Biblia y del calefón con 3 partes de Macedoniana porfía, un toque justo de inmersión Jungiana y 4 gotas de Xulsolariana elevación mas el sumo de todo un Lao Tsé en pleno. En epifánica unción, alzamos las copas con el genial brevaje e invitamos a
Tristán Tzara y Alfred Jarry para que nos acompañen a presentarnos con la misma interjección con que comenzara su parlamento el Père Ubú, a la sazón Roi, es decir:









BIENVENIDOS A LA NAVEGACIÓN







Alertamos a los atildados sobre la utilización de metáforas azarosas. Toda libre asociación es demostración de que existe el inconsciente; sobre él desligamos responsabilidades.







Invitamos a descabalgarnos del constante absoluto, las certezas irreversibles, la presunción de objetividad, las posturas a ultranza y los dogmatismos.







Sugerimos tratar de tolerar lo mejor posible el vacío existencial, el tembladeral de la duda, la desubicación de la contradicción, la subjetividad y la vulnerabilidad humanas, a sabiendas de que, aunque denunciemos con cierta queja, lo hacemos enmarcados por el amor y con un fuerte deseo libertario porque:











."...Tú y yo no somos dos mitades de una inútil batalla,/ ni siquiera dos caras acuñadas por la misma derrota,/sino tal vez una pequeña parte de algún huésped sin número y sin rostro, que aguarda en el umbral."







Olga Orozco







Corre sobre los muelles - Museo Salvaje - 1974 -











xzxzxzxzxzxzxzzzxzzzxzxzxzzzxzzxzxzxzzxzxzxzxzxz











miércoles, 23 de junio de 2010

jueves, 17 de junio de 2010

POEMA SONOVERBOVISUAL





¿LOGRAREMOS ALGUNA VEZ QUE PAPÁ
"EL ESTADO"
SE DIVORCIE DE MAMÁ
"LA FURIA PERISCOPAL?*


PROGRAMA





PARTITURA



Click sobre las imágenes para agrandarlas

"PARLA CREATOR"





----------------------------------------------------------------
*Esta obra deberá considerarse el comienzo de una campaña, propuesta por el autor del blog, para fogonear la convocatoria a un "referendum nacional" a los efectos de saber si los argentinos, realmente, estamos de acuerdo en continuar sosteniendo culto alguno con el erario público.
Chile lo hizo desde 1925, México en 1857.
Para mayor información dirigirse a
http://es.wikipedia.org/wiki/Separaci%C3%B3n_Iglesia-Estado

lunes, 14 de junio de 2010

LAS VOCES DE LA TIERRA II

Sin un propósito establecido a priori surgen, casualmente hoy, estas otras voces para señalar diferentes canalladas e iguales silenciamientos.
Están tan impecablemente explicitados por Pablo Bonaparte* que transcribo entera su nota, suscribiéndome a ella pues forma parte, también, de mi pensamiento.



* Director del Mercado Nacional de Artesanías Tradicionales Argentinas.


Fuente: diario Página 12 14-6-10







"Crónicas tribales" Técnica mixta sobre tela 120 x 120 cmts. año 1992
Adrián Dorado




Muriendo de identidad





Dice el informe médico que murió por causas naturales. Treinta y dos puñaladas lo atestiguaban... Naturalmente, todos morimos cuando tenemos tantos agujeros en el cuerpo.


Algo parecido pasa con la identidad de las pequeñas comunidades, sometidas a los designios de la identidad de otras. Con el tiempo van muriendo de identidad, naturalmente. En su momento, esto se llamó aculturación; después, con un poco de vergüenza académica, etnocidio.
Pocos relacionan que la llegada de los europeos a América significó el comienzo de los dos mayores genocidios de la humanidad: el africano y el americano. Era la llegada del espíritu emprendedor y civilizatorio que estaba unificando al mundo irremisiblemente. Desde ese entonces nadie puede presentarse en sociedad fuera de esos parámetros. Así el indio, para ser reconocido, debió hacer equilibrio sobre el delgado hilo de la moralidad occidental, mientras los poderosos se ocupan de enrollar la soga de su lujuria en el cuello de los más débiles. A principios del siglo XX, las damas de sociedad limpiaban las heridas que sus maridos producían en los cuerpos de campesinos y obreros. Enseñaban a los pobres (la nueva categoría del indio domesticado) lo liberador que es la buena educación y lo lindos que se veían con los diseños del blanco. Nada de esto nos horroriza hoy verdaderamente, ya que fueron puñaladas debajo de los vestidos mientras todos bailábamos al son del pericón nacional de la generación del ’80...
El canon de la democracia exige que no exista explotación o, por lo menos, que no se vea. Eso, unido a la responsabilidad que le da el neoliberalismo a la iniciativa individual, hace que los pobres sean pobres por su responsabilidad. Pero no están solos... ahí vienen para ayudarlos las tropas de la clase media trayendo el cuerno de la abundancia por su valor permanente de adaptación al mercado a través de la creación liberadora, se exige únicamente que el pobre repiense su identidad y diseñe un ser nuevo, con los escombros que dejó la amnesia de su explotación y todos los elementos que podamos encontrar en un supermercado. Estamos frente a una política donde el asesino no clava las treinta y dos puñaladas, sino la propia víctima sobre su cuerpo. Pero una vez muerto habrá renacido un integrante más feliz, más adaptado, del mundo moderno.
De más está decir que la clase media no está pidiendo nada que ella no se exija permanentemente. Ella sólo tiene acceso al mercado para débiles, que es a donde se lleva al pobre, es el mercado que vive de las sobras de la gran comilona, peleando por captar la atención de la mano que llena el buche de los poderosos y que tan brillantemente supo intuir Smith. Pero siempre hubo otro mercado, mucho más grande, que es el que tiene por amigos a los cinco dedos de aquélla y a su palma, es el que impone o instala el consumo, el de los grandes capitales. El Estado que por peso propio debería estar en el segundo mercado se empecina en formar cuadros para el primero, y luego se sienta a ver desde una esquina del ringside la guapeza de sus dirigidos frente a la mano invisible.
Vemos así como los hermosos arcos pulidos que les dieron alimento por generaciones a los pueblos originarios, trocan en gruesas y toscas ramas de madera blanda pintada con marcadores, las yicas de tejido apretado en vestidos sensuales con llamitas norteñas. Platos de barro mal cocido pintados con colores fluorescentes reclaman en conjunto su identidad al mercado, de la misma forma que Groucho Marx se defendía: “Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros”.
Decimos todo esto porque creemos que es deber del Estado jerarquizar las viejas herramientas de vida de los pueblos originarios, buscando instalar (no ofrecer) en el mercado su tradición americana, junto con la historia de su explotación, que incluye su producción actual de artesanías. Gracias a este doble proceso los pueblos originarios tienen la oportunidad de mirar lo que hacen y lo que hicieron y decidir quiénes son y también quienes quieren ser. Tener así en sus manos otra oportunidad de renacer. Pero esta vez por sí mismos.

Sería un buen espejo donde poder mirarse y reconocerse.





miércoles, 9 de junio de 2010

LAS VOCES DE LA TIERRA



ACOMPAÑANDO A ESTELA DE CARLOTTO
EN SU VIAJE A MADRID
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX


domingo, 6 de junio de 2010

QUíMICA NUTRICIONAL

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

miércoles, 2 de junio de 2010

A PURO TANGO





por culpa del exceso - el no, insistido - (sí, claro) - es que llegó - el oscuro agote y no te cuento el desagote y con él - el bordoneo en rojo - (que es un mito) - tinta y limo que se borra – torrando con bon vín - sangre (y no lenta) - donde lloraba el tano - en el reciclado tango  - “ Pero... mirá que yo soñaba con el verde” –



mas la puta síncopa atrasada – (que lo parió) - le retumbó una arritmia al bobo - porque - abierto - te hice la flor de mis naranjos - en cuanto te vi en bardo - (uñada) y blanco azahar - y como no te iba a hacer el recodo del agua - entrevero entre tus nalgas y el aujero esencial de la existencia - traspasando lo superficial - (más bien nupcial) - hasta el hondo lagrimón junto a los zumos –


porque – yo - te asistí a pesar del huracán - y pensé - será un vientito caprichoso - un humo pasajero de tasajo con dolor de concha - (suerte de cabra) - aunque no quiera cobra fuerte y rasgó la roca con la ropa - el travestismo de un amor novel - (mortal) - que  no vio la pandereta en la ocasión final –


ella hipertimó lo muy querido - que a la posta concluyó - (inasequible) - al rimbombante simulacro de pitos y matracas - si hasta para llenarte de boleros y cantarte - “Yo a mis años” - insistí en quererte cual merluza - pero ¿qué cosa? – pelotudo - me dijo el motormán – bien de querusa - al tiempo que al tranguay le pifió al freno –


él - seguro en el amure de la vía - ella - altisonante muyo de promesas - (licuadas con bemoles) - espasmos - rantifusa merengada de afirmaciones tronchas - retorcijones de oscuros callejones procurando mi renguera al invitar - (empinada por la envidia) – la partera de nacer - (anoréxica) - magreando así - (con gesto de orto) - la avinagrada marioneta -

faltó la petenera de la entrega - (al circo) – Jamemú  (de los boludos) - y yo soliloquiando entre los otros - los colifas del tablón que me gritaban - ¡La peor jugada! –


-No, no, si yo te juro que…-

blabletas blondas - beldeyur tinturada con un gris de vericuetos - en verso andante - en puntitas o alpargatas - se nos pianta el colectivo y - una ficha - cayéndote al garete - (o al azar) - que viene a ser inimputable – la tenés en el ojal de tus quimeras - porque a partir de hoy - ya puede ser - (la tarde) - un bonito ocaso compartido - o - la salida hacia un pasado sin fronteras.